ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Ataque de pánico

La experiencia de un miedo inminente que te bloquea

Alejandra Pinilla
Editado por Alejandra Pinilla
Psicólogo
09 febrero 2022
David Sicard
Editado por David Sicard
Psicólogo
09 febrero 2022

Datos claves

Entre el 1 y 1,5 por ciento de los colombianos han padecido un ataque de pánico.

2 de cada 5 colombianos han tenido al menos un trastorno mental durante su vida.

En Colombia, los trastornos mentales afectan especialmente a niños, adolescentes y adultos jóvenes.

24 doctores ofrecen tratamiento para los ataques de panico en doctoranytime.

¿Que es un ataque de pánico?

Un ataque de pánico se define como la aparición inminente e imprevista de un miedo intenso, excesivo y sin razón o peligro aparente, que produce una profunda sensación de malestar físico y emocional, y alcanza su pico de mayor magnitud en minutos. El miedo puede ser causado por una situación real o imaginaria. Los ataques de pánico pueden generarte una experiencia compleja y desagradable en la que sientes que pierdes el control de ti mismo/a, de tus emociones, pensamientos y de todo tu entorno. De hecho, puede ser tan fuerte que podrías llegar a sentir que te va a dar un paro cardíaco o que podrías morir en cualquier momento.

Es normal experimentar miedo o pánico en algunos momentos de la vida, pero cuando se vuelve un problema crónico y los ataques de pánico persisten con la misma intensidad, a pesar de no haber una causa de amenaza, es probable que se trate de un trastorno de pánico. Los ataques de pánico también pueden estar asociados a trastornos de ansiedad, depresión, trastorno bipolar, estrés postraumático, estrés laboral o al diagnóstico de enfermedad física, entre otros.

El ataque de pánico afecta la calidad de vida, los hábitos y las actividades laborales, escolares, familiares, sociales, etc. Si es tu caso, te darás cuenta de que puedes sentir miedo de que el episodio de pánico se repita, esto produce ansiedad y hace que te encierres en ti mismo o misma y evites socializar.

Pero no te preocupes, los tratamientos terapéuticos que existen tienen una alta tasa de éxito y te ayudarán a disminuir la intensidad de los síntomas a lo largo del tiempo.

¿Sabías que?

¿Sabías que el miedo y la ansiedad son diferentes?

El miedo es una respuesta psicológica a una amenaza inminente, mientras que la ansiedad es una respuesta de anticipación a una amenaza que se ubica en el futuro.

Síntomas y causas de un ataque de pánico

Un ataque de pánico es completamente involuntario, suele producirse sin señales de advertencia, de forma repentina. Puede ocurrir en cualquier momento y lugar, mientras manejas, mientras haces fila en el banco, en el cine, en casa antes de salir a trabajar, mientras caminas por la calle, en una reunión de trabajo, en un medio de transporte público, un bar, etc; inclusive puede ocurrir mientras duermes.

Los ataques de pánico pueden ser aislados o producirse con determinada frecuencia. Los síntomas de todas las crisis son inmediatos y luego del episodio puedes sentirte completamente cansado, fatigado y sin mucha energía. El desgaste emocional durante un ataque de pánico es elevado.

De acuerdo con la Asociación Americana de Psiquiatría, para poder diagnosticar un ataque de pánico, 4 o más de los siguientes síntomas deben presentarse:

  • Náuseas
  • Sudoración
  • Miedo a morir
  • Temblores
  • Miedo a perder el control total
  • Aceleración del ritmo cardíaco
  • Sensación de dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho o sensación de opresión
  • Sensación de ahogo
  • Sensación de mareo, aturdimiento o desmayo
  • Sensación de hormigueo o entumecimiento en el cuerpo
  • Sensación de calor o de escalofríos
  • Sensación de “separarse de uno mismo”, sensación de irrealidad

Atención: Es común que después de sufrir un ataque de pánico, uno de los síntomas más recurrentes que puedes experimentar es el miedo de que se repita. En este sentido, es normal que busques la forma de evitar el lugar donde tuviste el ataque de panico.

Las causas de un ataque de pánico pueden ser muchas. Los factores que más pueden influir son la carga genética, el estrés y la ansiedad intensa, el temperamento, algunos rasgos de la personalidad que pueden hacerte más vulnerable a sentir emociones que generan malestar psicológico.

Factores de riesgo: Miembros de la familia que también sufran o hayan sufrido de ataques de pánico, la pérdida de un ser querido, un cambio repentino como la llegada de un hijo o un divorcio, la enfermedad de una persona amada, el consumo excesivo de alcohol y otras sustancias psicoactivas, o experiencias traumáticas de la infancia, de la adolescencia o que hayan tenido lugar hace poco tiempo.

Diagnóstico del ataque de pánico

El diagnóstico del ataque de panico lo realiza un psicólogo clínico o un psiquiatra. Sin embargo, inicialmente es clave que tu médico de cabecera compruebe si las crisis se deben o no a una causa patológica, como una enfermedad tiroidea, cardiovascular, o si las crisis de pánico son derivadas del consumo de alcohol u otras sustancias psicoactivas.

El diagnóstico requiere un examen clínico, un análisis de sangre para medir la TSH (hormona estimulante de la tiroides), un electrocardiograma, pruebas psicométricas, más una entrevista clínica y terapéutica con el profesional de salud mental.

Durante la sesión de psicoterapia y entrevista clínica, se hará un registro de tus antecedentes familiares e individuales, tus fobias y los acontecimientos que han ocurrido a lo largo de tu vida que podrían desencadenar la aparición de estos síntomas, así como el inicio de un registro descriptivo que permita la auto observación y análisis del contexto en el que se dan los ataques de pánico, anotando las emociones, los pensamientos y las conductas emergentes en cada crisis.

Tratamiento del ataque de pánico

Es recomendable consultar a un especialista de la salud mental para diagnosticar y tratar los ataques de pánico. Cuando los ataques de pánico no se tratan, pueden empeorar con el tiempo y resultar en un trastorno de pánico o fobia y afectar permanentemente la calidad de vida y bienestar.

Los principales tratamientos son la psicoterapia y la medicación con psicofármacos. El médico psiquiatra es el único especialista avalado para recetar medicaciones para esta afección. Las sesiones de terapia con el psicólogo deben ir de la mano con el tratamiento psicofarmacológico; pues en la mayoría de los casos, la medicación por sí sola no suele ser tan efectiva.

Por esto la psicoterapia, además de ser uno de los espacios de catarsis más adecuados, es clave para entender las causas, los efectos, el sentido de las crisis y las técnicas para superarlas; también, puede ser un espacio preventivo de cara a la posibilidad de desarrollar otros trastornos a nivel mental y emocional.

Prevención y complicaciones del ataque de pánico

No hay forma de prevenir un ataque de pánico. Sin embargo, es aconsejable hacer ejercicio y encontrar herramientas que ayuden a reducir y controlar el estrés. Una forma de evitar que un ataque de pánico se convierta en un trastorno es consultar a un psicólogo o un psiquiatra, así como seguir exactamente el tratamiento guiado por el profesional.

Las complicaciones se basan principalmente en la calidad de vida y el deterioro que puede existir si no se trata a tiempo el malestar. Los trastornos mentales y las diferentes alteraciones emocionales se experimentan con deterioro en tus relaciones familiares, sociales, con tu pareja, en tu trabajo, universidad… en general en el día a día; y en el caso de los ataques de pánico, puedes estar más propenso a desarrollar ansiedad y depresión, por lo que, es un riesgo si los ataques de pánico no se tratan a tiempo. Adicionalmente, pueden desencadenarse otras fobias e incluso desarrollar tendencias suicidas.

Costo del tratamiento para el ataque de pánico

El costo del tratamiento puede variar de acuerdo al especialista de la salud mental al que acudas. También dependerá del costo de cada sesión de psicoterapia y de la terapia psicofarmacológica (medicación) que te sea recetada.

cost icon
  • Costo promedio de consulta con un psicólogo:
    $80.000 COP a $150.000 COP
  • Costo promedio de consulta con un psiquiatra:
    $90.000 COP a $200.000 COP
Los precios indicados sirven como una guía y pueden variar dependiendo de la clínica o el médico.
Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. www.nhs.uk/conditions/panic-disorder/

2. Mayo Clinic (s.f.). Official Website, www.mayoclinic.org/diseases-conditions/panic-attacks/symptoms-causes/syc-20376021

3. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM 5). Amer Psychiatric Pub Inc: Virginia, US

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.