ESPECIALIZACIÓN

Lea artículos científicos en

Nueva búsqueda

Miomas

¿Qué debes saber y cómo se tratan?

Datos claves

Entre el 20% al 50% de mujeres mayores de 35 años tienen miomas.

En algunos casos un mioma puede provocar dificultades de infertilidad.

Los miomas pueden ser tratados quirúrgicamente o con medicamentos dependiendo de su tamaño.

Se estima que la prevalencia de los miomas uterinos es mayor al 70%

10 doctores ofrecen tratamiento para miomas en doctoranytime.

¿Que son los miomas?

Los miomas son formaciones sólidas de tipo no cancerosas que se forman en las paredes del útero y aparecen generalmente durante la edad reproductiva después de los 30 años, pero principalmente en el período perimenopáusico. Reciben también el nombre de fibromas y afectan principalmente al cuerpo del útero y, con menos frecuencia, a otros órganos genitales de la mujer.

Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, los miomas generalmente tienen características benignas y son consecuencia de las hormonas femeninas (estrógeno y progesterona). Los miomas pueden ser únicos o múltiples, varían de tamaño y pueden localizarse en diferentes zonas de la pared del útero. Durante el embarazo, los miomas pueden crecer de tamaño y en ocasiones podrían disminuir en la segunda mitad de la gestación y después del parto. También, los miomas pueden reducir su volúmen tras la menopausia espontáneamente.

Por esta razón, no siempre es necesario realizar la extracción de los miomas en el utero, pero el médico especialista te recomendará un control regular y acorde a tu caso particular.

No es anormal que haya diversos miomas en el utero. Hay muchas mujeres que presentan al menos un fibroma en su vida, ya que se trata de un trastorno muy común en la estructura del útero.

miomas

En muchos casos, puede que la mujer no presente síntomas y no descubra por sí misma que tienen miomas. Consecuentemente, sus miomas son encontrados por accidente durante un examen clínico preventivo o al realizarse una ecografía de la pelvis. Incluso pueden descubrir uno o más miomas durante el examen prenatal con ultrasonido.

Miomas: síntomas

Como mencionamos anteriormente, la mayoría de las mujeres no presentan síntomas que puedan ser relacionados con la presencia de miomas en el utero en el momento que comienzan a aparecer, pero a medida que pasa el tiempo pueden aparecer síntomas de acuerdo al grado de afectación, el tamaño, ubicación y/o por la cantidad de los miomas.

Alrededor del 25% de las mujeres que presentan miomas refieren que los síntomas más comunes son los siguientes:

  • miomas

    Periodos de larga duración o muy abundantes (hipermenorreas)

  • miomas

    Cambios en los periodos menstruales habituales

  • miomas

    Sangrado entre periodos (metrorragia)

  • miomas

    Dolor pélvico

  • miomas

    Constantes ganas de orinar

  • miomas

    Dificultad para vaciar la uretra

  • miomas

    Estreñimiento

  • miomas

    Dolor en las piernas o espalda baja

  • miomas

    Dolor al tener relaciones sexuales (dispareunia)

  • miomas

    Dificultad para concebir

  • miomas

    Abortos o partos prematuros

¿Por qué salen los miomas?

Todavía no se ha encontrado una causa exacta que provoque la aparición de miomas. Algunos estudios demuestran que existe una predisposición genética. Sin embargo, algunos de los factores agravantes que aumentan el riesgo de desarrollar miomas son la edad de la mujer (más de 30 y alrededor de 40), antecedentes familiares (las mujeres cuyas madres han tenido miomas, tienen 3 veces más probabilidades de presentarlos), obesidad (las personas con exceso de peso tienen 2 a 3 veces más probabilidades de padecer de miomas), la raza, etc.

Otras investigaciones han concluido que las mujeres con miomas tienen un trastorno en los niveles de estrógeno y progesterona, y al mismo tiempo estas se ven afectadas por factores de crecimiento como la insulina. Es por eso que el tratamiento farmacológico de los síntomas de los miomas se centra en mantener normales estos niveles de hormonas..

Miomas, diagnóstico

Los diferentes síntomas que refiere la paciente, pueden hacer sospechar al médico sobre la presencia de miomas en el utero o leiomiomatosis uterina, sin embargo, la mayoría de los casos en los que una mujer presenta miomas, el diagnóstico es realizado mediante una ecografía aleatoria. Otra manera de descubrir la presencia de un mioma es mediante un ultrasonido, una tomografía computarizada o una resonancia magnética de la parte inferior del abdomen/pelvis.

Los miomas pueden detectarse mediante histerosalpingografía, histeroscopia o laparoscopia. Estos se realizan para detectar otras enfermedades del útero.

Tu médico también puede solicitar un análisis de sangre para descartar otras afecciones que puedan ocasionar sangrado, enfermedades de la tiroides, o para reconocer una anemia por sangrado vaginal por miomas.

Tratamiento para miomas

Inicialmente, el médico ginecólogo-obstetra recomendará un seguimiento ginecológico sencillo para analizar la evolución de los miomas y la sintomatología. La búsqueda de tratamiento para los miomas depende de factores como:

  • La gravedad de los síntomas
  • Tu edad
  • Si está en tus planes tener hijos
  • Cuantos hijos quieres tener
  • El tamaño de los miomas
  • Los antecedentes de los tratamientos previos por miomas
  • Tu estado general de salud

Lo mejor es comenzar con el tratamiento básico para los miomas y cada 6 meses realizar el control de los síntomas hasta que tu médico haga una indicación diferente o sea necesario agregar algo al tratamiento. Los miomas pueden ser tratados de modo conservador o quirúrgico.

El tratamiento farmacológico para miomas incluye la terapia hormonal que tiene como objetivo aliviar los síntomas que puedas presentar. (hormonas liberadoras de gonadotropinas, DIU, otros medicamentos).

Por otro lado, si optas por el tratamiento quirúrgico de miomas, este incluye la clásica cirugía abierta de extirpación de fibromas (fibro-miectomía, nucleación de miomas, histerectomía total o parcial) o la extirpación laparoscópica es el método predominante con excelentes resultados, junto con el método robótico.

Debes tener en cuenta que con los dos últimos métodos, el médico utiliza herramientas especiales para extirpar los miomas sin necesidad de muchos días de rehabilitación postoperatoria. Esto te permitirá regresar de manera inmediata a tu vida cotidiana, con mínimos riesgos y mínimas limitaciones postoperatorias.

Con la histerectomía se extirpa parte del útero o todo el útero. La histerectomía total es para mujeres que, después de discutirlo, la desean y ya no están interesadas en tener hijos o están en la menopausia y, por lo general, eligen que se les extirpen las trompas de Falopio; Sin embargo, es importante aclarar que cada caso es diferente y el médico junto a la paciente serán quienes decidan la opción de tratamiento más viable y adaptarlo a cada situación médica.

Otro tratamiento más innovador y menos agresivo que la cirugía (podría ser indicado para pacientes que no desean tener hijos pero sí conservar su útero) es la embolización de las arterias uterinas. Este procedimiento consiste en la oclusión de las arterias que llevan sangre al útero, interrumpiendo así la llegada de sangre a los miomas.

Costo del tratamiento para miomas

El costo del tratamiento para los miomas depende del método de tratamiento, el médico y el hospital/clínica que elijas.

cost icon
  • Consulta por ginecología y obstetricia:
    $120.000 COP a $200.000 COP
  • Intervención quirúrgica para miomas:
    De $2’500.000 COP a $4’000.000 COP
Los precios indicados sirven como una guía y pueden variar dependiendo de la clínica o el médico.

Complicaciones de los miomas

Es poco común que los miomas ocasionen efectos adversos para la salud si se considera la frecuencia con la que ocurren. Sin embargo, las mujeres que padecen de sangrado abundante durante la menstruación pueden experimentar anemia o pérdida de glóbulos rojos, ocasionando mayores riesgos e inclusive aumentando la morbi-mortalidad de la paciente.

Las complicaciones más comúnes por los miomas se encuentran durante el embarazo, con la esterilidad y los abortos espontáneos recurrentes.

Los miomas rara vez se transforman en un sarcoma uterino, que es la forma de presentación maligna de los miomas y son tumores que representan el 1% de todas las neoplasias malignas del tracto genital femenino, y entre el 3% y 8% de los tumores malignos uterinos.

Mitos y verdades sobre los miomas

Mito #1

¿Si tengo miomas, me dará cáncer en el útero?

La verdad

Esta relación es muy rara, es decir, alcanza menos del 1% y se refiere a los sarcomas uterinos. Las neoplasias uterinas, como los sarcomas, solo tienen una predominancia del 0.8% al 1%

Mito #2

Los miomas son hereditarios

La verdad

Hay estudios que indican que existe una predisposición genética a tener miomas. Sin embargo, no hay una causa clara por la que se producen los miomas. Existe evidencia de que tiene una base hereditaria, pero no en todos los casos.

Mito #3

Las mujeres con miomas tienen dificultades para concebir

La verdad

En algunos casos y dependiendo de la ubicación de los mismos aunque, por lo general, los miomas afectan el resultado del embarazo o su evolución, más que la posibilidad de quedar embarazada. La reproducción asistida suele ser una buena opción a tener en cuenta.

Mito #4

Tomar anticonceptivos reduce el riesgo de desarrollar miomas

La verdad

Debido a que los miomas están relacionados con las hormonas femeninas y los anticonceptivos afectan las hormonas, estos pueden reducir un poco el riesgo de desarrollar miomas, pero solo durante el tiempo que se toman. Pueden ayudar a mitigar los síntomas, pero no el tamaño de los miomas y la evidencia científica todavía no aporta suficientes pruebas.

Preguntas frecuentes sobre los miomas

¿Cuándo se deben extirpar los miomas?

Cuando existan indicaciones clínicas que obliguen a retirarlos. Si se experimenta un sangrado abundante, si hay un rápido aumento del tamaño de los miomas, si el dolor producido es intenso, si hay una molesta sensación de pesadez y si se ha identificado esterilidad, el médico recomendará la extracción de los miomas.

¿Con qué tipo de cáncer están asociados los miomas?

La conexión de los miomas con el cáncer es casi insignificante. Solo el 0,8% - 1% están asociados con sarcomas uterinos. Sin embargo, la rareza de esta correlación no es la que requiere la extracción inmediata de los miomas, sino que se recomienda que los miomas sean controlados de forma sistemática y cuidadosa por un médico especialista.

¿Cuándo y por qué crecen los miomas?

Los miomas crecen con el tiempo y se nutren de las hormonas naturales de la mujer. Por eso su crecimiento se da durante el embarazo y la menopausia, ya que la mujer experimenta trastornos hormonales. Su función es autónoma y están controlados por las hormonas naturales que se producen en el cuerpo.

¿Los miomas dificultan la concepción?

Sí, los miomas reducen la fertilidad, pero eso no significa que no se pueda lograr el embarazo. Los miomas principalmente causan un mal resultado del embarazo, ya que pueden provocar abortos espontáneos debido a desprendimiento de placenta, hemorragia posparto o cesárea u otros problemas.

¿Cómo sé si tengo miomas?

Los miomas no siempre pueden ser descubiertos por los síntomas. Es por eso que a menudo se diagnostican mediante una ecografía aleatoria, o cuando existen síntomas como sangrado entre períodos, dolor intenso, dolor durante las relaciones sexuales, período intenso de varios días y lumbalgia.

¿Puede un fibroma desaparecer por sí solo?

Puede suceder en la posmenopausia pero solo en algunos casos. Se observa principalmente durante la lactancia o durante la menopausia, cuando las hormonas normales son muy bajas. En cualquier caso, sin embargo, la paciente debe llevar un control regular del desarrollo del mioma y consultar a su médico ginecólogo.

Nota: El término "doctor" es utilizado por brevedad y puede incluir también a otros profesionales de la salud
Recursos

1. Ueda SM, Kapp DS, Cheung MK, Kapp DS, Cheung MK, Shin JY, et al. Trends in demographic and clinical characteristics in women diagnosed with corpus cancer and their potential impact on the increasing number of deaths. Am J Obstet Gynecol. 2008;198(2):218-226.

2. https://www.nhs.uk/conditions/fibroids/

3. https://www.uclahealth.org/fibroids/what-are-fibroids

4. Ciavattini A, Clemente N, Delli Carpini G, Di Giuseppe J, Giannubilo SR, Tranquilli AL. 'Number and size of uterine fibroids and obstetric outcomes', J Matern Fetal Neonatal Med. 2015 Mar; 28 (4): 484-8.

5. www.webmd.com/women/uterine-fibroids/default.htm

6. Doherty L, Mutlu L, Sinclair D, Taylor H. 'Uterine fibroids: clinical manifestations and contemporary management'. Reprod Sci. 2014 Sep; 21 (9): 1067-92

Ésta página no contiene consejos médicos
Ésta página no incluye contenido promocional ni publicidad Consulte la política de gestión de publicidad aquí

Este contenido es confiable y está científicamente comprobado. Está basado en estudios médicos oficiales. Es editado por doctores y profesionales de la salud y muestra información objetiva sobre el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Igualmente, incluye recursos que pueden ser utilizados. Si usted es un profesional de la salud y encontró errores u omisiones, por favor contáctenos a través de [email protected]

¡Gracias!

Su experiencia puede ayudar a otras personas

Únase a doctoranytime gratis haciendo clic aquí

Algo salió mal

Inténtelo más tarde

Su opinión es registrada

Díganos cómo podemos mejorar esto.